Solo respirar, qué locura no? cómo no voy a respirar, si no lo haría no estaría aquí. Pues a pesar de parecer algo tan sencillo, un proceso natural, muchas veces  se nos olvida respirar.

En este mundo de incertidumbre, cambio e inmediatez, muchas veces no somos capaces de parar, sentir, conectar  y  respirar. Parece que olvidamos que somos parte del todo, de este conjunto de seres vivos y  materia llamado Naturaleza. Y precisamente a ella,  LA NATURALEZA , ese espacio que  a veces parece que casi tenemos olvidado , es a quien queremos dedicar este post.

Este verano hemos tenido la oportunidad de pasar unos días en el pueblo nativo de nuestro padre , Villamiel de la Sierra, un pueblo de la sierra de Burgos que no llega al medio centenar de habitantes. Allí, entre tanta quietud pero a su vez mirando desde la curiosidad , nos dimos cuenta de lo importante que es para nuestro aprendizaje la simple observación de la naturaleza. Hay una frase de Albert Einstein que define a la percepción lo que queremos transmitiros » Mira profundamente en la naturaleza y entonces comprenderás todo mejor».

Creemos ,que ahí, es dónde nos perdemos hoy en día, en no detenernos a mirarla, ni siquiera somos conscientes de que existe cuando estamos inmersos en nuestras ciudades, nuestra rutina, y rodeados de todo ese ruido.

Pero si paramos, y observamos veréis que hay lecciones de vida en ella, nos enseña que con paciencia todo al final sale, simplemente tenemos que entender que todo tiene su proceso. Es imposible querer que las margaritas salgan en invierno y querer que nieve en verano, porque la naturaleza es perfecta y paciente, y sabe qué es lo mejor para nosotros, para ella misma, y nos da siempre lo que necesitamos.  Lo que pasa es que como hemos dicho antes , por la vida de incertidumbre y cambios que vivimos no somos capaces de entender el ciclo de la vida y fluir con ella.

 

 

Así que, si como nosotras, a veces te encuentras perdida, no encuentras sentido a ciertos aspectos de tu vida, te preocupa algo o sientes ansiedad,  te recomendamos que acudas al inicio , a la raíz, conecta con la naturaleza y simplemente respira, SOLO RESPIRA.

Desde la calma, quietud  y perfección que aporta  la naturaleza, te recomendamos una  práctica que a  nosotras nos está siendo útil y no está ayudando a fluir más  y por lo tanto ser más felices, que a eso hemos venido a este mundo, ¿No ?

Lo primero que te  recomendamos  es que  agradezcas, agradece a la vida  cada día que te está regalando, agradece cada pequeña cosa que tienes y por supuesto, agradece que tengas a tu lado todas esas personas maravillosas que te acompañan en este camino que es la vida.

Tras el agradecimiento acepta,  acepta que el momento que estás viviendo es perfecto, por muy duro que parezca. Trata de  entender que los buenos momentos son para disfrutarlos y los no tan buenos son necesarios para nuestro aprendizaje y crecimiento . Si  estas en uno de esos que crees que no es tan bueno , PARA, conecta con tu interior y respira hondo, se consciente de esa respiración que te conectará con el momento presente, con la quietud y con la seguridad de que ahora mismo, todo está bien.

Después simplemente pide ayuda, todo necesitamos ayuda, la naturaleza así lo hace, son un TODO y unos reciben  ayuda de los otros para sobrevivir. Los árboles no crecerían sin la lluvia, los pájaros no resistirían sin un árbol en el que poner su nido, y los peces no tendrían un agua dónde nadar si no fuera gracias al  río. Así que pídele ayuda a la naturaleza, al fin y al cabo somos parte de ella, y como parte de eso todo nos ayudará igual que nosotros deberíamos hacerlo con ella. 

 Como decía Ralph Waldo Emerson » Adopta el ritmo de la naturaleza, su secreto es la paciencia».

«Calma en en la AlmA,  que la vida se encarga de explicar las cosas que hoy no tienen sentido»

 

¿Necesitas ayuda?

WhatsApp Chat

Privacy Preference Center