Yellow day! El día más feliz del año

Yellow day: El día más feliz del año

20 de junio. Te levantas como cada mañana de sábado, después de haber retozado un rato en la cama. El sol entra por la ventana y toda tu habitación está iluminada. Todo a tu alrededor parece estar lleno de energía. ¿Por qué será? Entonces, te acuerdas.

Hoy no es un día cualquiera. Hoy es el “Yellow day”, el conocido día “más feliz del año”. Y se nota. Las temperaturas empiezan a subir, dejando sitio en tu armario para los vestidos fresquitos y los bikinis de flores. Los atardeceres llegan cada vez más tarde, regalándote horas de luz para disfrutar de todo un poco más. Y las vacaciones (oh, las vacaciones) están cada vez más cerca, prometiéndote tiempo de sobra para disfrutar de los tuyos.

Es 20 de junio y te sientes viva. Sales a la terraza con un café y cierras los ojos, disfrutando del sol. Sientes como la serotonina de tu cuerpo baila. Sabes que va a ser un buen día, no solo porque lo ponga en el calendario, sino porque tú lo decides ahí mismo, en pijama, con un moño despeinado, mientras te comes una tostada.

Aprovecha este día para salir a pasear, pero deja que esta vez sea la ciudad la que te lleve. Puede que termines descubriendo un sitio nuevo, una esquinita, un banco del parque donde descansar y charlar con tus amigas. Una nueva azotea donde ver el atardecer llegar a la ciudad, con un gintonic en la mano, rodeada de la gente a la que más quieres. 

Sal. Descubre. Vive. 

Pero no solo hoy, sino todos los días. Porque todos los días pueden ser amarillos si te lo propones. Porque nunca se necesita una excusa para ser feliz, pero cualquier excusa es buena para celebrarlo.

Si vas a salir a disfrutar del día y decides ir a juego, no dudes en compartir con nosotras tu outfit amarillo con el hashtag #almadivinityyellow en redes sociales.

¡A ser felices!


#Carta a mamá

Querida mamá,

Sé que no todos los días te lo digo y sí, sé que debería hacerlo, pero quiero aprovechar este día para darte las gracias. Porque hoy es el Día de la Madre, pero tu día es siempre, porque tengo la suerte de poder celebrarte todo el año.

Quiero darte las gracias por hacerme reír incluso cuando lo veo todo negro. No hay día malo en el mundo que no se pueda arreglar con una llamada de teléfono de dos horas, sin hablar de nada importante.

Quiero darte las gracias por esa manera tan tuya de expresar tu cariño. Por querer siempre arreglarme el pelo cuando se me descoloca un rizo o ponerme bien el cuello de la camisa. Por estar tan pendiente, aunque ya no tenga cinco años y haga mucho tiempo que aprendí a arreglarme sola. Al final del día, sé que lo haces como una excusa para seguir sintiéndote como cuando me vestías todos los días para ir al colegio.

Quiero darte las gracias por tu paciencia. Me has visto cometer cientos de errores. Qué digo cientos, MILES, y siempre has estado ahí para ayudarme. Cuando terminaba todo, yo podía romperme en mil pedazos y tú, que tanto sufrías viéndome llorar, me escuchabas una y otra vez, mientras me veías recomponerme.

Nunca hiciste nada por mí, nunca me impediste hacer lo que el corazón me dictara. Me educaste (y me sigues educando) para tomar decisiones por mí y para mí, asegurándome que, pasara lo que pasase, tú estarías ahí, protegiendo mi vuelo, por si acaso me caía.

Quiero darte las gracias por tantas cosas tan pequeñas, pero tan grandes. Por enseñarme a cocinar, por darme las instrucciones paso a paso de cómo poner una lavadora, por bailar conmigo en el salón, por enseñarme los refranes de la abuela, por enseñarme lo que es el amor verdadero…Por ser siempre tú.

Yo siempre seré tu niña. Tu siempre serás mi mamá.  Y no hay ni virus, ni cuarentena, ni mala conexión en la videollamada que lo pare, porque siempre estamos juntas.

Te quiero, te adoro y te vuelvo a querer.

 


Mira dentro

Nos educan para hacer siempre lo que debemos. Para tirar pa’lante, que las cosas se resolverán solas, porque somos mujeres fuertes y siempre, siempre tenemos que seguir con nuestra vida, limpiarnos las lágrimas y seguir. Pero a veces tenemos tantas obligaciones, tanta vida...que algo de nosotras se pierde entre el alboroto. 

¿Te acuerdas de la última vez que te paraste y te preguntaste a ti misma cómo estabas?¿Cuándo fue la última vez que diste un paso atrás y respiraste lento, para verlo todo desde otra perspectiva?

Nos dedicamos a hacer lo que “tenemos que”, pero nunca lo que QUEREMOS, lo que nos hace sentir VIVAS. Lo que nos emociona, excita, motiva. Nos dedicamos a nuestras obligaciones, pero nunca nos priorizamos a nosotras.

Si algo nos está enseñando la cuarentena, es que cuando vas quitando distracciones, muchos sentimientos salen a la luz. Cuando salir de casa ya no es una opción, reconectar con una misma es hasta necesario para no volverse loca entre cuatro paredes, tengamos jardín o no.

Lo principal es tomarnos unos minutos para hacernos un escáner. Sentarnos en un lugar tranquilo (o todo lo tranquilo que se pueda estar con toda la familia en casa), cerrar los ojos y concentrarnos en la respiración durante media hora. ¿Qué sentimos? ¿qué nos preocupa? ¿qué nos duele? Dar un paso atrás, y mirar nuestro alrededor.

Parece una tontería, pero obligarse a una misma a parar, nos ayuda a avanzar. Porque eso de que pase lo que pase, siempre tenemos que ir hacia delante está bien, en teoría, pero a veces el cuerpo nos grita que paremos durante un momento y sintamos lo que tengamos que sentir.

Hacer algo que nos tranquilice y nos guste durante una hora al día: skype con los amigos, bailar en el salón así porque sí, sin coreografía. Pintar, escribir, leer...Parar la intensidad durante sólo una hora. Priorizarnos. 

Para nosotras no hay una sola manera de ser feliz. Cada una se siente inspirada por algo diferente, tiene sus metas, sus preocupaciones, su todo. Lo más importante es ser fiel a una misma, conocerse y no perderse por el camino. Así podremos avanzar, dar lo mejor de nosotras y conectar con los demás.

Y tú, ¿cómo conectas con tu AlmA?


#BesoConAlmA


AlmAdivinity
es ese espacio en el que queremos que te sientas única, te sientas tu misma y en el que puedas mostrar la mejor versión de tí, un espacio donde demostrarte y demostrar el Amor por los demás.

Creemos, que una de las mayores expresiones de amor son los besos, son  una de las maneras más bellas de demostrar nuestros mejores sentimientos a las personas que más nos importan y por eso, hoy, 13 de Abril, teníamos que sumarnos al  Día Internacional del Beso.

Así que nos hemos propuesto llenar este día de BESOS, no serán esos besos a los que estamos acostumbrados, serán diferentes, virtuales, originales, sonoros, silenciosos, divertidos, pero siempre besos y más besos .

                                                                                    Ilustración  @martasproject

Os queremos retar a que llenemos el día de BESOS, publicando vuestra  foto con el #BesoConAlmA en vuestras redes sociales.

Nuria Marín, ya nos ha enviado el suyo a través de su  Instagram .

Nando Escribano, también ha enviado el suyo por Stories

Además como el Amor que se da siempre vuelve, con estos este Amor (Besos), que recibamos  haremos un SORTEO.

Participar es muy fácil:

Lo primero que tenéis que hacer es buscar está foto en el Instagram de @almadivinity

Comenzar a seguirnos en Instagram @almadivinity,  publicar vuestra foto y retar  a tres personas a que compartan sus besos con AlmA.

Y después, ¿Qué?

Después, la ganadora recibirá una camiseta de nuestra nueva colección. Pero no una camiseta cualquiera, sino aquella que mejor define el Día del Beso, nuestra camiseta I LOVE YOU más un vale de 100€ para canjear en nuestra tienda AlmAdivinity.com.

¡No te pierdas esta ocasión de lucir como una auténtica chica AlmAdivinity!